lunes, 5 de diciembre de 2016

ORDENACIONES PRESBITERALES Y DIACONAL EN BILBAO Y OTRAS NOTICIAS DE LA IGLESIA EN EUSKADI




Alguanas  imágenes  de  la Novena en Donostia



Ordenandos en la Diócesis  de Bilbao





SAN SEBASTIÁN-DONOSTIA. MONS  MUNILLA  PRESIDIÓ LA EUCARISTÍA DEL DOMINGO 4 DE  DICIEMBRE  EN LA CATEDRAL DEL BUEN PASTOR DURANTE LA  CELEBRACIÓN DE  LA NOVENA  A LA INMACULADA

Mons  José  Ignacio Munilla presidió la Eucarisía  del pasado domingo mientras  se  continúa  celebrando la Novena a la Inmaculada en la Catedral del Buen Pastor. Por deseo del Obispo donostiarra predicó el Profesor Félix  Arocena, profesor  de Liturgia en la Facultad  de Teología de la Universidad  de Navarra  y de   la de san Dámaso.

Mons, Munilla  anunció que el día 8 convergerán en la celebración eucarística con la  que se cierra  la Novena los seminaristas  de la Diócesis  acompañados  de  muchos  jóvenes que recorren parte  del camino de Santiago en esas fechas y los participantes  de los ejercicios espirituales que  predica el Obispo en el Santuario de Loiola y  de los  numerosos universitarios que  celebran otra  novena a última hora  de la tarde en la Basílica  de Santa  María del Coro.

Para  acceder al vídeo con la homilía puede consultarse  este enlace: 








ORDENACIONES  EN LA SOLEMNIDAD  DE LA INMACULADA DÍA  DEL SEMINARIO EN LAS DIÓCESIS  VASCAS

La  Delegación de MCS  ha  enviado esta  nota  informativa que describe el perfil de los ordenandos


Tres nuevos curas y un diácono en la Diócesis de Bilbao
 02.12.2016 |  


La ordenación presbiteral de Miguel Vera, Borja Uriarte y Miguel Ángel Esnaola tendrá lugar el Día de la Inmaculada Concepción en la catedral de Santiago, a las 18 horas. En la misma ceremonia Carlos Olabarri será ordenado diácono, paso previo a su ordenación sacerdotal, que se celebrará el próximo año.

Borja Uriarte, el más joven de los tres, tiene 24 años y nació en Deusto. Entró al seminario con 18 años y "hasta hoy", con la sensación de que “esto tiene un sentido" porque esto es lo que más le agrada. Afirma que “hay renuncias” pero le gusta verlo todo “como un camino, como algo que continúa”. Ante la celebración del próximo 8 de diciembre se muestra ilusionado y agradecido por poder “convivir con otros y aprender”.


Miguel Vera, pamplonés de nacimiento, tiene 40 años, ha vivido su vocación “como un regalo”. Señala que las palabras de Jesús llegan a este mundo porque “tienen eco y sanan”. Aunque tiene claro que vivimos en un momento de cambio profundo “también en nuestra tarea creyente y de anuncio” por lo que, “hay que tener los ojos y los oídos abiertos”.


Miguel Ángel Esnaola es el mayor de los tres. Nació en Pamplona hace 52 años. Vivió en comunidad durante un tiempo y trabajó en Cáritas Bizkaia. Comienza una nueva etapa “con mucho agradecimiento de todo lo vivido, pero entregado a lo que está por venir”. En este momento su preocupación es la de poder “autentificar y corroborar” con su vida “la novedad que viene de Jesús”.


Celebración en la Catedral
La ceremonia de ordenación presbiteral y diaconal, presidida por el Obispo Mario Iceta, tendrá lugar el próximo 8 de diciembre, fecha en la que también se celebra el Día del Seminario. Borja, Miguel, Miguel Ángel y Carlos recibirán los ministerios junto a los familiares y amistades que acudan al acto que comenzará a las seis de la tarde en la catedral de Bilbao.

Acceso al vídeo testimonio:


Informó: Rafael  Hrrnández  Urigüen. Textos propios  y facilitados  por la Diócesis de Bilbao. Imágenes  de la Delegación de MCS  y  sacadas de TELEDONOSTI

miércoles, 30 de noviembre de 2016

NOVENAS A LA INMACULADA EN DONOSTIA Y OTRAS INICIATIVAS DE ADVIENTO






HOY COMIENZAN EN DONOSTIA-SAN SEBASTIÁN INICIATIVAS PARA HONRAR A LA INMACULADA.

Siguiendo la tradición de otros  años,  se celebrarán varias  novenas  a la Inmaculada para  todas  las personas de  cualquier edad y condición   que deseen participar  en las  eucaristías  a  quienes deseen participar.
El Profesor Dr. Félix  María Arocena predicará la que tendrá  lugar  en la Catedral del Buen Pastor.
Nacido en Donostia, el Profesor Arocena  es:  Profesor Agregado de “Teología Sacramentaria y Liturgia” en la Facultad de Teología (Universidad de Navarra). Profesor Visitante en la Facultad de Teología (Universidad Eclesiástica “San Dámaso” - Madrid). Socio Correspondiente de la Pontificia Academia di Teologia (Roma). Miembro de la AEPL (Asociación Española de Profesores de Liturgia).


Eucaristías en la Catedral del Buen Pastor Horarios:
LUNES - VIERNES 19:00

3 DE DICIEMBRE 18:30
4 DE DICIEMBRE 18:00 (Presidida por Mons. José  Ignacio Munilla) 
7 DE DICIEMBRE 18:30
8 DE DICIEMBRE 18:00 (Presidida por Mons. José  Ignacio Munilla) 


Por su  parte,  la  Novena  dirigida  especialmente  a universitarios/as será  predicada  por el Dr. Francisco  José  Marin Porgueres, Coadjutor  de la  parroquia  del Espíritu Santo y profesor  de Ética en TECNUN y en  el Instituto  de Ciencias  Religiosas  Pío XII de la Diócesis  de Donostia




Santa María del Coro,
Eucaristías:
 Novena Universitaria Todos los días a las 20:15 excepto el 8 que será en la Catedral a las 18:00




OTRAS  INICIATIVAS DE ADVIENTO EN LA DIÓCESIS  DE GIPUZKOA
CONCIERTO GOSPEL A FAVOR  DE LOS HUÉRFANOS  DE UGANDA

El día 4 en Irun y el 5 en Donostia



Los próximos 4 y 5 de diciembre, la iglesia de los Pasionistas de Irún y el Teatro Principal de Donostia acogerán sendos conciertos de Gospel en beneficio de los huérfanos de Uganda acogidos por la organización Música para Salvar Vidas.



Música Para Salvar Vidas es un proyecto creado  hace 11 años con el objetivo de salvar a unos niños que habían sufrido numerosos abusos y abandono en Uganda. Sin ninguna ayuda institucional ni de ningún organismo humanitario, un grupo de religiosos y laicos tomó la decisión de hacerse cargo de aquellos niños, para los que montaron un orfanato en las afueras de Kampala, orfanato que acoge actualmente a 30 niños que reciben una educación integral.


La música y la danza juegan un papel muy importante dentro del proyecto. Por una parte, el carácter terapéutico de la música y la danza les ayuda a compensar las consecuencias de la falta de cariño y atención de tantos años y, por otra, es la mayor fuente de financiación del proyecto.

¿Cómo funciona a nivel financiero?
El orfanato funciona gracias a la ayuda de 75 socios y padrinos (esto representa actualmente aproximadamente la cuarta parte de la suma necesaria para todos los gastos del proyecto) y con CONCIERTOS y actuaciones artísticas. Estas actuaciones cubren el resto de las necesidades del orfanato y de todas las actividades humanitarias que se desarrollan alrededor del orfanato en Uganda.

EL CONICERTO DE IRUN:
Día 4 de diciembre, a las 18:00 horas en la Iglesia de los Pasionistas
Entrada libre. Donativo voluntario.

EL CONCIERTO DE DONOSTIA:
Día 5 de diciembre, a las 19:30 horas en el Teatro Principal
Entradas: 7 euros




UGANDAKO UMERZURTZAK LAGUNTZEKO KONTZERTUA
Abenduaren 4 eta 5ean Irunen eta Donostian

Abenduaren 4an eta 5ean, Irungo Pasionisten elizan eta Donostiako Principal Antzokian, Bizitzak Salbatzeko Musika erakundeak jasota dituen Ugandako umezurtzen aldeko kontzertuak izango dira.


BIZITIZAK SALBATZEN DITUEN MUSIKA proiektua, orain 11 urte sortu zen, Ugandako kaleko haurrei  etorkizun bat emateko asmoz. Asmo horrekin ireki zen Kampala hirian 30 haur  biltzen dituen umezurtegia  eta beste hainbat proiektu, familiei zuzendutakoak.
Haurrei etorkizun bate matea dute helburu eta horretarako heziketa osoa ematen zaie. Musika arloan ere hezitzen dituzte, eta hortik, Donostian ikusi eta gozatu ahal izango dugun emanaldia.

IRUNGO KONTZERTUA:
Abenduaren 4an, Pasionisten elizan, 18:00etan.
Sarrerak dohain. Nahi duenak diru-laguntza eman ahal izango du amaieran.

DONOSTIAKO KONTZERTUA:
Abenduaren 5ean Printzipal Antzokian  19:30etan
Sarrerak: 7 euro


Informó:  Rafael Hernández  Urigüen. Imágenes  y textos  facilitados por la Delegación  de MCS  de la Diócesis y TECNUN






lunes, 21 de noviembre de 2016

MISA DE DESAGRAVIO EUCARÍSTICO CON MOTIVO DEL ROBO SACRÍLEGO DE LAS ESPECIES SACRAMENTALES







MONS. MUNILLA  PRESIDIÓ LA  MISA  DE DESAGRAVIO EUCARÍSTICO CON MOTIVO DEL ROBO SACRÍLEGO DE LAS  ESPECIES  SACRAMENTALES


Mons. José  Ignacio Munilla  celebró el   pasado domingo 20 la Misa de desagravio por el robo del sagrario de la iglesia de Polloe. El sagrario y el copón aparecieron poco después de la sustracción, arrojados en una esquina del cementerio. No así las formas Eucarísticas.
Durante  la Eucaristía de desagravio, el obispo llamó a los fieles a redoblar la adoración al Santísimo y la oración. Tras la Eucaristía procedió a bendecir el nuevo sagrario y a la reserva Eucarística.


Puede  consultarse en el siguiente  enlace el video de la homilia y del acto de desagravio de esta mañana en el Cementerio de San Sebastian:
https://youtu.be/xa5sJ1X8cqU


(Informó: Rafael Hernández  Urigüen. Textos   e imágenes  facilitados por la Delegación de MCS  del Obispado de San Sebastián-Donostia)

lunes, 14 de noviembre de 2016

CLAUSURA DEL JUBILEO DE LA MISERICORDIA EN LA CATEDRAL DE SAN SEBASTIÁN-DONOSTIA





MONS. JOSÉ  IGNACIO MUNILLA  PRESIDIÓ LA CONCELEBRACIÓN EUCARÍSTICA CONCLUSIVA DEL JUBILEO

La  Catedral del Buen  Pastor acogió a un numeroso  grupo  de fieles  y sacerdotes  concelebrantes  para despedir el Jubileo  de la Misericordia durante  la  Misa dominical durante  la tarde  del  domingo  13  de noviembre.

Mons. Munilla, durante  su homilía propuso  tres  objetivos  como frutos  del Jubileo:

-Priorizar el amor y la  Misericordia  que Dios  Padre  nos manifiesta atendiendo a las  personas  que más  lo  necesitan por sus heridas y carencias.

-La  buena  experiencia  de la  práctica sacramental  con las abundantes  confesiones durante  el Año Jubilar que  tanta  alegría y paz  han conferido a personas  muy alejadas,  supone  un signo importante a  seguir fomentando, sobre  todo por parte  de los presbíteros.

-Vivir  la Misericordia entre los  presbíteros  y demás  miembros  de la Iglesia Diocesana en un refuerzo  de la comunión.

Al final de  la Eucaristía, el Obispo de San Sebastián  hizo una  vibrante  llamada a la reparación eucarística  por el último robo sacrílego de especies  sacramentales perpetrado en el cementerio de Polloe y  volvió  a recordar la Misa que  tendrá lugar en la misma  Capilla del camposanto durante  la mañana del próximo domingo 20  de noviembre.

Al retirarse  a la sacristía, los sacerdotes  concelebrantes  cantaron el   Zorionak zuri ("Happy birthday to you", en euskera)  a Mons. Munilla  con motivo de su cumpleaños y prorrumpieron en un aplauso.


Para   ver  y escuichar  la homilía y palabras  finales de la celebración, pueden consultarse  estos enlaces:

Video https://youtu.be/OEY-GLwyZDI


Audio: http://www.ivoox.com/13737625


Declaración sobre el sacrilegio perpetrado en la capilla del cementerio de San Sebastian:

https://youtu.be/SYNNtjFPzlA


Informó: Rafael  Hernández  Urigüen. Textos  propios. Imágenes  y enlaces  facilitados  por la Delegación de MCS  del Obispado de San Sebastián-Donostia

jueves, 10 de noviembre de 2016

LA DIÓCESIS DE GIPUZKOA DESAGRAVIA POR LA PROFANACIÓN DE LA EUCARISTÍA





EL OBISPO  DE SAN  SEBASTIÁN-DONOSTIA, MONS. JOSÉ  IGNACIO MUNILLA, CONVOCA  A  LOS FIELES  DE GIPUZKOA  PARA  DESAGRAVIAR 

Con motivo del robo sacrílego de las  formas  consagradas  del sagrario   que  preside  la  capilla  del cementerio de Polloe, Mons. Munilla convoca al desagravio y a renovar la  devoción eucarística. El Sagrario y copón vacíos  fueron recuperados el  miércoles  11  de noviembre pero sin las formas  que se  supone  han sido robadas  para la profanación. 

A  continuación se  recoge  el texto completo  de la  carta  enviada a todos  los fieles



8 de noviembre de 2016


Queridos fieles:

Hoy os escribo por un  triste motivo, pidiéndoos vuestra ayuda e implicación de una forma especial. Se trata de una muy grave profanación del Santísimo Sacramento que hace escasos días se ha producido en nuestra Diócesis. En efecto, en la capilla del cementerio ha sido robado el sagrario, con las especies eucarística en su interior.
Podéis suponer que nuestro dolor es grande, y por ello, me siento llamado a compartirlo con vosotros y a pediros que realicéis en vuestros turnos de adoración una respuesta de desagravio y de reparación. El domingo 20 de noviembre, día de Cristo Rey, a las 10:30 de la mañana, celebraremos una Misa de desagravio, en la misma capilla del cementerio.
Lo ocurrido nos permite reflexionar sobre lo que supone que el Señor se haya quedado presente entre nosotros bajo las especies eucarísticas. ¿Dios en nuestras manos? ¡Qué peligro!...  Desde el punto de vista de la prudencia humana, cualquiera de nosotros le hubiese “aconsejado” a Dios que no arriesgase tanto: ¿Acaso no lo tienen demasiado fácil los miembros de las sectas satánicas y cuantos odian el Santo Nombre de Dios? ¿Acaso no era previsible que los que nos acercamos a comulgar, pudiésemos hacerlo sin la debida conciencia y disposición, e incluso, con el riesgo de comulgar de forma sacrílega? ¿Acaso no era de suponer que muchos sagrarios permaneciesen cuasi abandonados, y que multitudes pasasen delante de ellos con la mayor indiferencia?...
Y, sin embargo, Él no dudó  ni un momento en cumplir su promesa: “Yo estaré con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo”…  Si el Señor, a pesar de todos los riesgos y peligros, mantiene hoy su voluntad de permanecer entre nosotros, es una señal inequívoca de que los bienes que se desprenden de su presencia son infinitamente más grandes que los males que puedan derivar.
La conclusión es clara: aprovechemos lo acontecido para renovar nuestra devoción eucarística. Detrás de este suceso se esconde una llamada a la conversión dirigida a cada uno de nosotros. Hagamos de este agravio una oportunidad de desagravio. Que esta ofensa sea ocasión para suscitar y manifestar nuestro amor hacia Él.
                Con mi bendición:

+ José Ignacio Munilla
Obispo de San Sebastián


2016ko azaroaren 8an

Senide maiteok:

                Motibo triste batekin natorkizue gaur, eta zuen laguntza eta parte-hartze berezia eskatu nahi dizuet. Sakramentu Santuko gure Jaunaren  profanazio oso larria gertatu da, duela egun batzuk, gure Elizbarrutian. Hain zuzen, hilerriko kaperako sagrarioa lapurtu dute, eukaristi ostiak barruan direla.
                Konturatuko zarete nolako nahigabe handia izan dugun; horregatik, zuei honen berri eman nahi nizuen eta, aldi berean, zeuen gurtza-aldietan ekintza horri dagokion erantzuna eta ordaineko otoitza egin dezazuela eskatu nahi dizuet. Azaroaren 20ko igandean, Kristo Errege-egunean, irain larri hori garbitzeko Meza ospatuko dugu, hilerriko kapera hartan bertan, goizeko 10:30etan.
                Gertakari honek gogoeta egitera eraman behar gaitu, gure Jauna gure artean gelditu izanak duen esanahiaz hasunarketa egin dezagun. Gure eskuetan gelditu Jainkoa? A zer nolako arriskua! Gauzak giza zuhurtasunaren ikuspegitik begiratuta, halako arriskurik ez zezala hartu “aholkatu” izango genion guk Jainkoari. Izan ere, ez al zaie errazegi gertatzen sekta satanikoen kideei eta Jainkoaren Izen Santua gorroto dutenei horrelako gauzak egitea? Ez al zitekeen aurretik ere susmoa izan, jaunartzera hurbiltzen garenok behar bezalako kontzientzia eta prestaerarik gabe  hurbil gintezkeela, eta bazela sakrilegioa eginez jaunartzeko arriskua ere? Ez al zitekeen aurretik ere pentsatu, sagrario askok bakardadean egon beharko zuela, eta jende asko eta asko inolako arretarik gabe igaroko zela beraren aurretik?...
                Eta, hala ere, Hark ez zuen une batean ere zalantzarik izan bere promesa betetzeko: “Ni zeuekin izango nauzue egunero, munduaren azkena arte”… Arrisku eta beldur horien guztien gainetik, Jaunak gure artean gelditzeko borondateari eusten badio, horrek zalantzarik gabe esan nahi du, bera gure artean egotearen alde onak handiagoak direla neurrigabe, hortik etor daitezkeen kalteak baino.
                Ondorioa garbia da: balia dezagun gertakari hau Eukaristiarenganako gure debozioa indarberritzeko. Gertakari honen azpian, gutako bakoitzari konbertitzera egiten zaigun deia dago. Irain hau egokieratzat har dezagun berari otoitz-ordaina eta erantzuna emateko. Balia dezagun irain hau Jaunarenganako gure maitasuna sustatu eta erakusteko egokieratzat.
                Hartzazue nire bedeinkapena.

+ Jose Ignazio Munilla

Donostiako Gotzaina


Informó Rafael Hernández  Urigüen, textos  e imágenes  facilitados por la Delegación de MCS

domingo, 6 de noviembre de 2016

ALGUNAS NOTICIAS DE LA IGLESIA EN EUSKADI-PAÍS VASCO. NEW AGE. REFUGIADOS




















SAN SEBASTIÁN-DONOSTIA
Conferencia testimonio sobre  el New age

El Instituto de Ciencias Religiosas PIO XII de la Diócesis donostiarra dentro del Ciclo “Nuevas  espiritualidades”   ha  acogido una  Conferencia - Testimonio en el Seminario de San Sebastián,  en la  que  ASUNCIÓN RUIZ,  mostraba  su itinerario  desde la New Age al Cristianismo. 

Vídeo completo: : https://youtu.be/GQipRvY5RLY 

CONFERENCIAS SOBRE  EL DRAMA  DE LOS REFUGIADOS  Y DESPLAZADOS
La  Semana Ricardo Alberdi que organiza el Secretariado Social de la Diócesis de Donostia, San Sebastián.  (del 8 al 10 de noviembre)  Abordará  la realidad de los refugiados.
Todos los actos tendrán lugar  en la IGLESIA DE IESU (Riberas de Loiola), los días 8,9 y 10 de Noviembre, a las 19:30 horas.


PROGRAMA: 




Informó: Rafael Hernández Urigüen: Textos  e imágenes  facilitados por la Delegación de MCS del Obispado

miércoles, 2 de noviembre de 2016

Enterrar a los muertos (La última obra de misericordia)




 Mons. Munilla preside  la Misa d e Difuntos en la Cripta de la Catedral de San Sebastián-Donostia. Imagen facilitada por José Ignacio Romero


Por su actualidad y la celebración litúrgica de  hoy se reproduce este  artículo del Obispo de San Sebastián-Donostia


Enterrar a los muertos
(La última obra de misericordia)

Se acerca el final del Jubileo de la Misericordia, y la Santa Sede ha hecho pública la Instrucción “Ad resurgendum cum Christo”, para recordarnos la importancia de la última de las Obras de Misericordia: “enterrar a los muertos”. El hecho de que este Jubileo finalice en el mes de noviembre –mes tradicionalmente dedicado a la oración por los difuntos–, contextualiza la siguiente pregunta: ¿Tiene sentido seguir predicando en pleno siglo XXI el mandato cristiano de enterrar a los muertos, cuando la incineración lleva camino de ser la opción mayoritaria?
         Es cierto que durante mucho tiempo la Iglesia se opuso a la práctica de la cremación de los cadáveres, porque se percibía en ese gesto una conexión con la mentalidad dualista platónica, según la cual el cuerpo debía ser destruido para liberar al alma de la cárcel de la materia. La Iglesia actualmente no la proscribe, porque está fuera de duda que esta práctica no está ligada en sí misma al dualismo platónico, ni al reencarnacionismo. Es decir, que, aunque la Iglesia sigue prefiriendo la sepultura de los cuerpos, comprende también las razones prácticas que en ocasiones pueden empujar a optar por la cremación: higiénicas, económicas, sociales, etc.
         Ahora bien, más allá de la incineración, se han ido extendiendo diversas prácticas que oscurecen la fe cristiana en la resurrección de los muertos: la aventación de las cenizas en el mar o en la montaña, la conservación de las mismas en los hogares, la división de las cenizas entre los seres queridos, la transformación de las cenizas en recuerdos conmemorativos o piezas de joyería, etc. Por ello, es oportuno recordar que la obra de misericordia que nos insta a “enterrar a los muertos” sigue vigente, también para las cenizas incineradas. 
         Es un hecho histórico que en tiempos del Imperio Romano, el cristianismo construyó cementerios antes que iglesias. De hecho, los cementerios fueron los primeros templos cristianos. Más aún, por influjo de la fe cristiana se sustituyó el nombre con el que se designaba el lugar destinado a los entierros, “necrópolis” (ciudad de los muertos),  por “cementerio” (dormitorio, del griego koimeterion). Tanto es así,  que la fe cristiana en el más allá de la muerte, dio a luz un nuevo verbo latino: “depositar”. Frente al rito pagano en el que se hacía “donación” del cadáver a la madre tierra, el rito cristiano subraya que el cuerpo es “depositado” en la tierra, en espera de la resurrección.  La “depositio” era una evocación de la promesa de Cristo de recuperar el cuerpo enterrado.
         En la concepción antropológica cristiana, el cuerpo no es una cárcel de la que el encarcelado deba huir, ni un vestido del que deba despojarse para buscar otro nuevo. El ser humano es una unidad sustancial de cuerpo y alma, de manera que la promesa de salvación de Jesucristo se dirige al hombre entero, sin excluir su corporeidad. La resurrección de Jesucristo, cuyo cadáver había sido “depositado” en aquella tumba de Jerusalén, es la clave a la hora de comprender cuál es nuestra esperanza cristiana. Y, por ello, el santo entierro de Jesús se ha convertido en el referente de la sepultura cristiana.
         En definitiva, la fe cristiana en la resurrección está fundada en la misma resurrección de Jesucristo. Baste leer este texto paulino: «Si el Espíritu de Aquel que resucitó a Jesús de entre los muertos habita en vosotros, Aquel que resucitó a Jesús de entre los muertos dará también la vida a vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que habita en vosotros» (Rm 8, 11).
         Por ello, una de las llamadas que se nos dirige al finalizar este Jubileo de la Misericordia, es la de poner por obra la última de las obras de misericordia corporales (“enterrar a los muertos”), al mismo tiempo que se nos invita a practicar la última de las obras de misericordia espirituales (“orar a Dios por vivos y difuntos”). Ambas están íntimamente unidas, por cuanto que cada vez que evocamos el “reposo” de nuestros seres queridos, sentimos la llamada a orar por su eterno descanso, rogando a Dios que llegue el día en que toda la familia nos reunamos en el Cielo.
         Al publicar la Instrucción “Ad resurgendum cum Christo”, la Iglesia no pretende turbar la paz de quienes optaron por aventar las cenizas de sus seres queridos. Es evidente que la gran mayoría lo hicieron con un grado de consciencia limitada y, en todo caso, ya no existe la posibilidad de rectificación. Obvia decir que tal práctica no es obstáculo alguno para la acción “recreadora” de Dios en la resurrección.
En cualquier caso, la presente Instrucción eclesial se ha demostrado necesaria, a tenor de la sorpresa que ha causado. En realidad, la Iglesia no ha hecho sino recordar una doctrina milenaria. Quizás debiéramos entonar nuestro “mea culpa” eclesial, porque una vez más se demuestra que un silencio prolongado en nuestra predicación equivale en la práctica a una duda, cuando no, a una negación. La fe cristiana se expresa en signos, y la renuncia a estos signos oscurece nuestra fe con el paso del tiempo.
         Sin duda alguna, nuestra fe en la resurrección está magníficamente expresada en la sepultura cristiana que realizamos en esos “dormitorios” a los que llamamos cementerios. Observo con agrado que en algunos cementerios ya se van acondicionando lugares especiales –columbarios– para el entierro de las cenizas de los difuntos incinerados. Sin olvidar que podemos hacer  uso de los columbarios que ya existen en algunas de nuestras iglesias.


Hildakoei lur ematea
(Azken Erruki-egintza)

Errukiaren Jubileuaren amaieraren atarian, Vatikanoak  “Ad resurgendum cum Christo” araua argitaratu berri du. Hartan, erruki-egintzen artean azkena denaren garrantzia azpimarratzen zaigu: “hildakoei lur ematea”.  Jubileua azaroan- hildakoen alde otoitz egitera zuzendutako hilabetean -  bukatzeak, ondorengo galderari erantzuna ematera deitzen gaitu: XXI. Mendean, gorpuak erraustea nagusi bihurtu zaigun honetan, badu zentzurik hildakoei lur emateko aginte kristauak?
         Egia da Elizak luze egin ziola uko gorpuak errausteari, ohitura horrek arima materiaren kartzelatik aske uzteko gorputza deuseztatu beharra azpimarratzen zuelako, pentsaera platoniko dualistari jarraituta. Gaur egun aldiz Elizak errausketa onartzen du, dualismo platonikoarekin eta berraragiztatzearen teoriekin zerikusirik ez duelako. Hartaz, Elizak gorputzei lur ematea nahiago badu ere errausketa aukeratzeko dauden arrazoiak ulertu eta onartzen ditu: garbitasuna, diru kontuak, arrazoi sozialak,…
         Baina haratago, errausketatik kanpo, hildakoen pizkundean kristauek dugun fedearen aurka doazen usadioak zabaldu zaizkigu azken urteotan: errautsak mendian zein itsasoan zabaltzeko edo eta etxean gordetzeko ohitura, errautsak senitartekoen artean banatzea edo oroigarri ala bitxi bihurtzea,… Horregatik “hildakoei lur ematea” aholkatzen digun erruki-egintza errautsetarako ere baliagarria dela gogoratzea ezinbestekoa zaigu.
         Erromatar Inperioaren garaietan, kristautasunak hilerriak eraiki zituen elizak baino lehen. Alegia, lehen tenplu kristauak hilerriak izan ziren. Eta areago, fede kristauaren eraginez izendatu zen ehorzketa gunea, “necropolis” (hildakoen hiria) hitza alde batera utzi eta  “koimeterion edo kanposantu” (logela) hitza erabiltzen hasi ziren. Horretaz gain, heriotzaren ondorengo fede kristauak latinezko aditz berria ekarri zuen: “depositum” (utzi, laga, sartu). Fedegabekoek gorpua ama-lurrari “eman” egiten zioten; kristauek aldiz, gorpua lurrean “utzi” egiten dute, pizkundearen zain. Hartaz, “depositio”-aren bitartez, lur azpian utzitako gorpua berreskuratzeko Kristok egin zigun agindua azpimarratzen da.
         Kristautasunaren antropologia-ikuskeran gorputza ez da ihes egiteko beharra eragiten digun kartzela, ez eta soineko berriaren bila baztertzen dugun zaharra. Gizakia gorputz eta arima da, biak ere bat eginda; Jesu kristoren salbamen aginduak gizaki osoa hartzen du bere baitan, gorpuztasuna alde batera utzi gabe.  Jesu kristoren gorpua Jerusalemgo hilobi batean “utzi” zuten eta Haren pizkundea oinarrizkoa da gure kristau itxaropena ulertu ahal izateko. Eta hain zuzen Jesusen hileta santua dugu kristau ehorzketaren eredu.
         Azken finean kristauok pizkundean dugun fedea Jesu kristoren pizkundean dago oinarritua. San Pauloren idazkia, horren adierazgarri: «Jesus hildakoen artetik piztu zuen Jainkoaren Espiritua zuengan bizi bada, Kristo hildakoen artetik piztu zuenak berak biziaraziko ditu zuen gorputz hilkorrak ere, zuengan bizi den bere Espirituaren bitartez. » (Rm 8, 11).
         Horregatik guztiagatik, Errukiaren Jubileua bukatzear gauden honetan dei egiten zaigu, azken gorputzezko  erruki-egintzari ekin diezaiogun (“hildakoei lur eman), eta baita espirituaren azken erruki-egintzari ere (“Jainkoari, bizi eta hil direnen alde otoitz egitea”). Biak ere modu sakonean elkarturik daude. Izan ere, joan direnen “atsedena” gogoratzen dugunean haien betiko atsedenaren alde otoitz egitera deiturik gaude, eta horrekin batera egunen batean senitarteko guztiek zeruan bat egitea eskatzen diogu Jainkoari.     
          “Ad resurgendum cum Christo” araua argitaratuz Elizak ez du helburu senitartekoen errautsak han edo hemen zabaltzea erabaki dutenen bakea haustea. Agerian da gehienek ere ezjakintasunean edo ondo pentsatu gabe egin dutela eta edozein kasutan ez dago atzera egiterik. Eta ez dago esan beharrik, horrek ez duela inolaz ere Jainkoaren piztuera agindua bertan behera utziko.
Edonola ere, eliz-arau berri honek sorrarazi duen ezustekoa ikusita, argi dago horren beharrean bageundela. Elizak milaka urte dituen kristau-ikasbidea gogora ekarri baino ez du egin. Beharbada Eliz-arduradunen errua da, kasurik onenean ere isiltasunak zalantza sortzen duelako. Alegia, fede kristaua zeinuetan ematen da aditzera eta zeinu horiei uko egiteak fedea ahultzen du denboran zehar.
         Pizkundean dugun fedearen adierazgarri ezin hobea dugu kanposantu deitzen dugun “logela”. Eta horien barne, errautsak uzteko leku aproposak badira hainbat kanposantutan - kolunbarioak-.  Baita gure Elizbarrutiko eliza batzuetan ere- Artzain Onaren katedralean, esaterako-.

Informó: Rafael Hernández  Urigüen Texto e imágenes  facilitados por la Delegación de MCS  de la Diócesis de Donostia-San Sebastián y por José  Ignacio Romero